¿Qué tipografía elegir?

La tipografía difunde un mensaje en sí misma. Según su forma, su grosor o su inclinación pueden ser más fáciles de leer, más creativas, más serias o conectar con un target determinado y no otro. Elegir un tipo de letra que contenga los valores que tu blog o marca quiere transmitir es muy importante, tanto como elegir un buen nombre, el color adecuado o crear un logotipo correcto.

Ya hemos hablado sobre los colores que debemos elegir para nuestra web, también sobre cómo crear un logotipo que funcione, ahora toca analizar las distintas familias tipográficas que hay y aprender a usarlas.

Elegir tipografía

Lo primero que se debe pensar es dónde y para qué voy a utilizar una determinada tipografía, si es para un titular, si es para un cuerpo de texto o si en cambio lo que busco es una letra para crear mi logotipo o dar una identidad a mi marca personal. Hay fuentes de lo más curiosas y variadas que serían perfectas para un logotipo pero que pierden legibilidad en un texto largo.

También es importante el soporte, unas letras no se leen igual en la pantalla de un ordenador o de un teléfono móvil que en una hoja de papel. Aunque de momento solo te preocupara buscar una tipografía adecuada para tu web o blog, piensa que en un futuro igual tu proyecto pasa al papel, el forma de tarjetas de visita, por ejemplo. Igual que ocurre con la elección de un color, también la tipografía elegida debe ser pensada para que quede bien en cualquier formato o soporte.

Se pueden diferentes fuentes para el título y textos, pero no es recomendable mezclar más de dos, o máximo tres, tipografías distintas, por una razón de coherencia estética.

Existen cuatro familias tipográficas donde podemos agrupar todas las fuentes que existen actualmente. Son las siguientes:

Serif

Las letras son rectas pero tienen un pequeño remate llamado serifa. Transmiten seriedad, clase, tranquilidad y firmeza. La historia cuenta que este tipo de fuente tiene su origen en el pasado, cuando las letras se cincelaban en bloques de piedra resultaba difícil conseguir que los bordes de las letras fueran rectos, por ello se dejaba ese remate al final de cada letra. Una de las Serif más conocidas es la Times Roman, creada para  por el periódico inglés The Times en 1931.

Ideales para: Títulos, subtítulos, destacados. Si su soporte es el papel, son muy fáciles de leer ya que su remate facilita al ojo humano el enlace de unas letras con otras. Su uso está muy extendido en prensa escrita.

No recomendables para:  En páginas web no se veden usar para cuerpos de texto demasiado extensos pues pueden dar una sensación de emborronado y son más complicadas de leer.

Palo seco

Son llamadas también Sans Serif. Son rectas, sencillas y carecen del remate que tienen las Serif. Presenta un estilo limpio, funcional y minimalista. Transmiten modernidad, sobriedad y seguridad. Es un tipo de fuente muy neutro. Su trazo es homogéneo, no existe un contraste entre unas partes u otras de la letra. Aparece en Inglaterra durante el siglo XIX. Se asociaron desde su creación al comercio, su legibilidad las hacían perfectas para impresiones de etiquetas, embalajes y envolturas. Son especialmente claras para ser vistas a una distancia considerable, por ello se usaban en rótulos y carteles.

Ideales para: Son las más adecuadas para textos largos publicados en Internet porque son más limpias y fáciles de leer sobre un monitor o pantalla.

No recomendables para: Yo no me atrevería a desaconsejarlas para ningún uso. Hasta para un logotipo podrían ser perfectas si lo que la marca quiere representar con ellas es sencillez, confianza y pureza. Impresas en papel son más difíciles de leer y cansan más a la vista que las Serif, pero se puede utilizar perfectamente.

 Manuscrita

Se llaman así precisamente porque imitan la manera de escribir a mano. Las letras se van enlazando unas con las otras. Estas fuentes transmiten elegancia, afecto y creatividad. El primer carácter de imprenta usado en Europa fue de esta familia, la Gótica, que imita la escritura a mano de los monjes de la Edad Media.

Ideales para: Son muy vistosas si se usan en títulos, subtítulos o firmas. También pueden usarse en logotipos.

No se suelen usar en: Tal y como ocurre con las Serif, las tipografía manuscritas no son recomendables para textos largos pues son menos legibles en pantallas de ordenador. En el caso de ser impresas en papel, tampoco son demasiado adecuadas para textos largos, dependiendo de la fuente, pueden ser difíciles de leer a tamaño pequeño.

decorativa

Son las más originales. Podríamos decir que todas las tipografías que no se puedan colocar en cualquiera de las tres categorías anteriores, son decorativas. Pueden tener relieve, dibujos, formas geométricas, símbolos… hay un sinfín de posibilidades. Casi todas las fuentes que podemos agrupar dentro de esta familia tipográfica, fueron creadas en un momento concreto y para un fin muy específico. Un claro ejemplo de esto son las conocidas letras de Disney, creadas para dar identidad a la marca.

Ideales para: títulos, nombres o palabras concretas. Para crear logotipos o para marca personal son perfectas, tan solo con esta tipografía se pueden confeccionar logotipos geniales sin necesidad de otras formas o imágenes.

Jamás, jamás, jamás: Nunca, por nada del mundo las uses para un texto. A ciertos tamaños no se leen y además daría sensación de poca profesionalidad encontrarse un texto con letras de este estilo, da igual si es en pantalla o papel.

distintas tipografías

Hasta aquí las familias tipográficas y sus funciones. Ahora sólo tenéis que buscar las letras que más os gusten y que mejor hable de vuestra marca. Para terminar esta entrada os quiero dejar aquí un pequeño regalito, se trata de Dafont, una web donde podéis descargaros las tipografías que más os gusten de forma gratuita. ¡Manos a la obra y a buscar vuestras fuentes!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s