“Vadim el pirata” en Paris

Vadim el pirata en Paris

Hace unos días tuve la gran suerte de poder hacer una escapada a Paris con un fin muy concreto: llevar un ejemplar de “Vadim el pirata” al verdadero Vadim. Como ya sabéis, este cuento está basado en la historia real de un niño que yo estuve cuidando durante mi etapa de au pair en Francia, me apetecía mucho que la personita que me inspiró este libro tuviera uno, así que me fui a París a llevárselo.

Pero como “Vadim el pirata” es una historia con alma, se han quedado en la ciudad del amor muchos ejemplares aunque esté escrito en español, es la magia de Vadim. La mamá del niño es propietaria de un  pequeño restaurante llamado Série Limithée, situado muy cerca de la plaza de la Bastilla. Me pidió que llevara todos los ejemplares que pudiera para hacer allí una pequeña presentación entre sus amigos y clientes. 

Fue una gran tarde, Vadim estuvo dedicando sus cuentos a los compradores. Algunos se llevaron varios ejemplares para regalar: Corto, un jovencito de 12 años, compró uno para regalar a su profesora de español que le está enseñando a hablar un idioma tan bonito como es el nuestro. Victor, un amigo de Vadim de también 8 años, compró uno para su tía, enfermera en el Instirut Curie de Paris, un hospital especializado en cáncer, además fue uno de los centros donde trataron a Vadim de su enfermedad. Otro ejemplar cayó en manos de Laurent Corvaisier, un pintor muy conocido en Francia que alabó el trabajo de Adrián Fuentes como ilustrador del cuento.

Y un montón de cuentos más que han entrado ya en las vidas de familias parisinas.

Vadim está muy feliz, pero la que de verdad está más orgullosa y contenta es Katia, su mamá. No me imagino lo que puede ser para una madre que su hijo haya inspirado un cuento, y no un simple cuento, uno que puede ayudar a otros niños a luchar contra esta enfermedad tan complicada que es el cáncer. Aún no os había hablado de ella pero Katia es una mamá coraje, ella sola ha hecho lo imposible por su hijo, ha luchado también con su espada contra viento y marea, ha pasado noches y días en el hospital y sigue luchando por darle una vida digna a su pequeño pirata.

¡Qué vivan Vadim y Katia!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s