¿Nos tomamos un café olé?

En el colegio estudiaba francés y siempre me ha hecho mucha gracia como se traduce café con leche en dicho idioma: café au lait. Los franceses son así de originales, escriben de una manera y hablan de otra. “Au” lo pronuncia “o”, “ai” se dice “e” y la “t” al final de palabra no se pronuncia. Cada vez que en clase escuchaba café au lait me imaginaba la taza de café con un vestido de flamenca.

Ahora cuando pido un café con leche en un bar, me decepciona un poco que me lo sirvan en la típica taza de cerámica blanca. Y si me lo ponen en un vaso de cristal ya ni os cuento.

La vida está pensada para imaginar, para darle color y alegría a nuestro día a día. A mi me gusta ser creativa, ponerle a todo una bata de cola y bailarme unas sevillanas con lo que sea; si no sé bailar pues me invento los pasos, ¡no hay problema!

Te invito a que te tomes conmigo un café olé mientras charlamos sobre social media, creatividad, diseño gráfico, comunicación 2.0, redes sociales y todo aquello que consigue hacer lo cotidiano un poquito más divertido. Siéntate, saborea la vida y ¡olé!

Tomate un café Olé

Anuncios